Barcelona Ruta Medieval

Barcelona Ruta Medieval

Los restos de la Barcelona Medieval se encuentran repartidos por todo el barrio de Ciutat Vella,  lugar ideal para conocer más acerca del pasado de la ciudad. La calle Montcada es otro referente medieval gracias a la colección de palacios que alberga

Comenzamos nuestra Ruta Medieval de Barcelona por:

Ayuntamiento de Barcelona:  Plaza Sant Jaume, 1
Situado en la Plaza Sant Jaume y conocido también con el nombre de Casa de la Ciutat. En la época romana, esta plaza era el Forum, el lugar de reunión y debate político de la ciudad. De hecho podríamos decir que lo sigue siendo ya que es aquí donde están los dos órganos políticos hoy en día:  el Ayuntamiento y el Palacio de la Generalitat. Como parte de la visita al Ayuntamiento se puede visitar la magnífica sala gótica el Saló de Cent donde se reunía la primera forma de la ciudad llamada el Consell de Cent. En la visita también se ve el Saló de Cròniques con pinturas de Josep Maria Sert (1928) aunque cabe destacar el vestíbulo y la escalera gótica del edificio donde encontramos esculturas de Gargallo, Llimona, Navarro, Miró y Clarà de entre otros.

Antiguo Hospital de la Santa Creu: Carrer de l’Hospital, 56
Fue el gran hospital de la ciudad hasta el siglo XX. Es interesante entrar en lo que es hoy en dia la sede de la Biblioteca de Catalunya para ver los patios y las naves del antiguo recinto. Este edificio es un gran ejemplo del gótico civil catalán iniciándose su contrucción en 1401 con el objetivo de juntar los seis hospitales de la ciudad. El aspecto de hoy en día se conserva de la remodelación hecha en el siglo XVI. En 1929 se trasladó el centro hospitalario al nuevo complejo modernista del Hospital de la Santa Creu y de Sant Pau.

Calle Montcada:
A lo largo de toda la calle, la que fue la principal y más noble de la Barcelona Medieval, se pueden observar diferentes palacios medievales, renacentistas e incluso barrocos que cuando abren sus grandes puertas se puede observar unos preciosos patios en su interior. Esta calle se remonta al siglo XII cuando los nobles y mercaderes de la ciudad comenzaron a construir sus residencias gracias a sus grandes ganancias con el comercio marítimo. Todo eran casas señoriales o palacios siguiendo el típico modelo gótico catalán, es decir, estructurados alrededor de un patio central del que se accede a la planta noble subiendo por una preciosa escalinata.

Palacio Medieval a destacar el Meca o Baró de Castellet (el actual Museo Picasso de Barcelona) uno renacentista como el Palau Cervelló y uno barroco como el de Dalmases.

Catedral de la Santa Creu i Santa Eulàlia: Pla de la Seu, s/n
Es un edificio de carácter mayoritariamente gótico aunque reflejando diferentes estilos arquitectónicos que nos obliga a hacer una visita a su interior para entender todo su esplendor. La construcción de la Catedral duró seis siglos y gracias a los donativos de las cofradías y gremios medievales. Se empezó en 1298 donde anteriormente estaba una basílica paleocristiana del que se conserva sólo el bautisterio. De la iglesia románica se conserva la Capilla de Santa Lucía y la fachada principal y la torre son de un estilo neogótico, ambas terminadas en 1890 siguiendo los planos iniciales.

En su interior lo que más llama la atención son las 25 capillas laterals, el incredible claustro del siglo XIV y la cripta donde descansan los restos de Santa Eulalia, una de las patronas de la ciudad.

Basílica Santa Maria del Pi: Plaça del Pi, 7
Desde muchos puntos del barrio se oye repicar a la Antònia, la campana más grande del campanario. La iglesia puede considerarse como el centro neurálgico en torno la ual se desarrolló un suburbio de la Barcino Romana, posteriormente conocido como la Vila Nova del Pi. Según la tradición, el nombre de la iglesia viene por haberse encontrado la imagen de la Virgen en el tronco de un pino y por eso vemos el árbol plantado frente a la puerta principal. De estilo gótico catalán resalta el enorme rosetón y el majestuoso pórtico. En esta iglesia descansan restos de muchos miembros de la nobleza de la ciudad.

¿Un secreto? Ofrece una de las mejores vistas de Barcelona que se puede tener.

Plaza del Rey: Plaça del Rei, s/n
El conjunto monumental de la Plaza del Rey es el rincón gótico que mejor expresa el pasado medieval de Barcelona. El Palacio Real Mayor y las dependencias que lo rodeaban cierra una plazoleta tranquila donde se puede aún respirar la Barcelona de la Edad Media. El Palacio Real Mayor fue la residencia de las cuentas catalanas desde el siglo XIII hasta principios del siglo XV. El gótico es el estilo predominante, a pesar de que en la base del edificio se encuentran restos visigòticas y románicas. El Salón del Tinell, es la sala más emblemática y bella del Palacio Real Mayor.

Cerrando la plaza del Rey se encuentra la antigua Casa Clariana-Padellàs, Museo de Historia de la Ciutat de Barcelona que nos permite visitar los restos arqueológicos de la Barcelona romana

 

La Llotja: Passeig d’Isabel II, 1
Este edificio de fachada neoclásica muy cerca del mar esconde uno de los tesoros del Gótico Civil Barcelonés más desconocidos: el conjunto gótico de la primitiva lonja, el salón de contrataciones y el salón de los cónsules. Construida en el siglo XIV fue ampliada un siglo más tarde para almacén de mercancías siendo así el centro del comercio catalán y sede de instituciones como El Consulat de Mar, la Cámara Oficial del Comercio de Barcelona o la Bolsa de Barcelona (que hoy está en el Passeig de Gràcia).  Hay que destacar que la Llotja acogió la Real Academia impartiendo Bellas Artes y Artes industriales y donde el padre de Pablo Picasso recibió su formación y más adelante acabó dando clases.

Reial Monestir de Santa Maria de Pedralbes: Baixada del Monestir, 9
Independientemente de tus inclinaciones religiosas, merece la pena visitarlo aunque sea por el claustro, uno de los rincones más bonitos de Barcelona.

Fundado en 1327 por la Reina Elisenda de Montcada, este conjunto incluye la iglesia y el monasterio girando alrededor del claustro gótico de tres pisos que articula las diferentes dependencias de la comunidad, donde destacaremos la capilla de Sant Miguel, el dormitorio, el refectorio, la cocina, la enfermería y la sala capitular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Traducir »